Él

—Buenos días, plantilla. ¿Cómo se presenta el domingo? Aurelio entró por la puerta trasera del Juzgado de guardia, cargado de papeles, con su buen humor habitual. Se acercó a la mesa de Mercedes y, con una sonrisa, le preguntó: —¿Cómo andamos, Mercedes? —Bueno… ahí, tirando, Aurelio. Tirando. Mercedes no apartó la vista de la pantalla […]