Como cada viernes

Como cada viernes, Gloria llegó a casa después de trabajar y se preparó una ensalada de pasta para comer. Se duchó sin prisas, recreándose en cómo el agua caliente recorría todo su cuerpo. Después se puso su camiseta de Los Ramones y sus tejanos favoritos, aquellos ceñidos que le hacían un culo tan estupendo, y […]

En la barra

-¿No te cansas de venir aquí todos los días a hacer lo mismo? La pregunta de Inma dejó a Juan desconcertado. Siempre había sido un tipo bastante tímido y todavía le costaba reaccionar bien ante preguntas tan directas.