Paciencia, y pa’ciencia

A menudo me dicen que tengo una paciencia infinita. Pero eso no es genético, al menos en mi caso. Ha sido fruto de un gran trabajo y ejercicio personal cómo he podido llegar a ver el Sálvame sin tener ganas de estrangular gatitos. Entender cómo funciona nuestro cerebro ayuda en gran medida a poder controlar ciertos impulsos […]