Como cada viernes

Como cada viernes, Gloria llegó a casa después de trabajar y se preparó una ensalada de pasta para comer. Se duchó sin prisas, recreándose en cómo el agua caliente recorría todo su cuerpo. Después se puso su camiseta de Los Ramones y sus tejanos favoritos, aquellos ceñidos que le hacían un culo tan estupendo, y […]

Por un quítame allá esas pajas

En un verano en el pueblo de cuyo año no quiero acordarme, jóvenes zagales asilvestrados cual jubilados sueltos en un buffet libre, inocentes e ignorantes del futuro que les esperaba, corrían por el campo como corren aquellos que se visten como monos borrachos daltónicos, como subnormales vamos, buscando alguna actividad que aliviase aquella tarde que […]