Como cada viernes

Como cada viernes, Gloria llegó a casa después de trabajar y se preparó una ensalada de pasta para comer. Se duchó sin prisas, recreándose en cómo el agua caliente recorría todo su cuerpo. Después se puso su camiseta de Los Ramones y sus tejanos favoritos, aquellos ceñidos que le hacían un culo tan estupendo, y […]