En la barra

-¿No te cansas de venir aquí todos los días a hacer lo mismo? La pregunta de Inma dejó a Juan desconcertado. Siempre había sido un tipo bastante tímido y todavía le costaba reaccionar bien ante preguntas tan directas.

Mediocre

Alguien me dijo una vez que aburrirse enseguida de las cosas es síntoma de inteligencia. Yo creo que más bien es síntoma de que todo es una puta mierda. Fijaos en mí, por ejemplo: desde que tuve uso de razón jamás quise destacar en nada, ni ser el mejor, ni ser el primero.