Por un quítame allá esas pajas

En un verano en el pueblo de cuyo año no quiero acordarme, jóvenes zagales asilvestrados cual jubilados sueltos en un buffet libre, inocentes e ignorantes del futuro que les esperaba, corrían por el campo como corren aquellos que se visten como monos borrachos daltónicos, como subnormales vamos, buscando alguna actividad que aliviase aquella tarde que […]