Cómo preparar unas Navidades de 10

—¡Hostia, un blog! Qué pena, por favor, nos comen las telarañas y los estafilococos. Os aseguro que yo empecé este blog a sabiendas de que soy la típica persona que rara vez termina lo que comienza, pero animada por la posibilidad de verme motivada por mis compañeros, accedí. Como veis, queridos, la desidia se apodera […]